miércoles, 11 de julio de 2012

Del mito a la perversión


(y viceversa)

No hay comentarios: